15 de noviembre de 2011

JUAN AGOSTO ALICEA PRESENTA UNA RADIOGRAFIA DE LA SITUACION FISCAL DEL PAIS DE LOS PASADOS 25 AÑOS EN SU LIBRO TITULADO CRISIS: AL BORDE DE LA QUIEBRA

Luego de 6 años alejado de la vida pública, Juan Agosto Alicea presentó hoy ante la prensa del país su libro titulado: CRISIS: AL BORDE DE LA QUIEBRA. Durante la presentación estuvo acompañado por el economista y profesor universitario, Elías Gutiérrez, quien escribió el prólogo del libro.

En su libro, Agosto Alicea, a través de un relato autobiográfico, describe en detalle las causas y consecuencias de la crisis fiscal y financiera que vive Puerto Rico y sugiere ideas de cómo enfrentarla. Además hace una proyección de quiebra futura para el gobierno de Puerto Rico si “no cambiamos de rumbo”.
El ex Secretario de Hacienda explicó que el título del libro está compuesto por dos partes: las “crisis” que ha sobrellevado desde la niñez, tanto en su vida personal como profesional y “al borde de la quiebra”, que ilustra como visualiza hoy al gobierno de Puerto Rico.

La primera parte del libro titulada: Del Barrio Palomas a la Milla de Oro cubre sus primeros 50 años de vida. Esta parte describe cómo superó la crisis de la pobreza de su familia y luego la “crisis de la insatisfacción”, cuando, luego de 8 años como socio administrador de KPMG Peat Marwick empezó a sentir la inquietud de cambiar de rumbo profesional y “encontrar un verdadero propósito a su vida”.

Agosto Alicea relata en su libro cómo a los 50 años de edad y luego haberse convertido en un ejecutivo exitoso, acepta hacerse cargo de otra “crisis”, en 1985, al frente del Departamento de Hacienda, bajo la administración de Rafael Hernández Colón. En el Departamento de Hacienda tuvo que lidiar con lo que describió como un “desastre financiero”, que incluyó un sinnúmero de situaciones muy similares a las que enfrenta el gobierno actual. Explica algunas de las medidas que se tomaron para superar esta crisis, incluyendo dos decisiones, muy negativas desde el punto de vista político, que produjeron más de $300 millones. Estas fueron un impuesto de 20% a los certificados al portador legislado durante un fin de semana para evitar la fuga de estos depósitos de País y un arbitrio sobre el petróleo crudo, entre otras acciones.
Luego de renunciar al Departamento de Hacienda – renuncia que dio mucho de qué hablar-- se dedica a la consultoría por 5 años hasta que “otra crisis” lo lleva al Municipio de San Juan (MSJ), como administrador de la ciudad capital. Allí encontró un MSJ con un déficit de caja, que no tenía con qué pagar las deudas y en unos meses tampoco lo tendría ni para pagar la nómina. Allí tuvo que luchar con varios obstáculos, entre lo que figuraron: la Asamblea Municipal, la gobernación y la Legislatura, todos del partido de la oposición.

Sobre este asunto, Agosto Alicea expresó “al leer el libro, se enterarán cómo Héctor Luis Acevedo, aunque perdió las elecciones del 1996 abrumadoramente, salió de la crisis y entregó un municipio sólido financieramente a Sila María Calderón en el 1997”.

En la sección cuarta de su libro: A enderezar las finanzas del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), Agosto Alicea describe su regreso al gobierno en 2001 al aceptar la presidencia de la Junta del BGF, y principal ejecutivo, a sus 67 años de edad. Allí lidió con situaciones, tales como: sobregiros de $811 del 1997-2000, $2,443 millones de deuda escondida, $250 millones de deuda de medicamentos a las farmacéuticas y otros cientos de millones de deudas sin registrar, y tampoco había dinero para pagar la nómina del 15 de febrero de 2001, entre otras. El déficit de caja heredado sobrepasaba los $3,000 millones.

Explica que la situación del 2001 fue similar a la que heredó Luis Fortuño en el 2009, luego del “gobierno compartido”. Esta se resolvió sin cerrar el gobierno, como ocurrió en el 2006, y sin hablar de problemas heredados. Invita a leer el libro para conocer la “historia oculta” de esta etapa porque Sila María Calderón no la divulgó y le solicitó al gabinete que se concentrara en buscar soluciones.

Agosto Alicea dedica la siguiente sección del libro a su paso por la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), en donde enfrentó retos como: la alta politización de la agencia, contratos de privatización que luego fueron cancelados, relaciones tensas con la unión, la toma del control de las operaciones por parte del gobierno, la huelga más larga en la historia de la agencia, el arresto y encarcelación de líderes de UIA; para luego de todo esto y más, lograr que la AAA recobrara su autosuficiencia financiera.

Al final de esta sección advierte de lo que llama “peligro a la vista” ya que, después alcanzar un superávit en 2008, la AAA tiene actualmente una insuficiencia de caja para el pago de sus obligaciones, lo que la ha obligado a recurrir a una línea de crédito con el BGF que ya ronda los $1,000 millones y no cuenta con los recursos para pagarla. “La situación fiscal es tan precaria que ya el fondo general comenzó a financiar parcialmente sus operaciones, $105 millones en 2010 y $183 millones en 2011”, agregó. Para enfatizar la gravedad de lo que está pasando en la AAA, cita al filósofo George Santanayana: “Los pueblos que olvidan su historia, están condenados a repetirla”.

Luego del relato y análisis de su paso por el gobierno, Agosto Alicea analiza y explica minuciosamente la crisis fiscal y financiera actual. Al hacer este análisis con números independientes, trae a la atención del lector varios indicadores de dicha crisis, relacionados con los activos netos, el déficit estructural del fondo general, la deuda pública, la insolvencia de los planes de retiro, entre otros. Esta situación crítica se agrava aún más con la reducción billonaria que se anticipa en fondos federales en EE.UU. para lidiar con su propia crisis. Basado en todos estos indicadores negativos, llega a la conclusión de que el gobierno central está al borde de la quiebra.

Finalmente, Agosto Alicea en CRISIS: AL BORDE DE LA QUIEBRA, presenta una serie de ideas para lidiar con la crisis actual. Entre esas ideas, menciona medidas que cubren temas relacionados a la celebración de una Asamblea Constitucional de estatus, la restructuración de la Legislatura, que podría significar ahorro de de millones de dólares, una cirugía al Fondo del Seguro del Estado, reducción del gigantismo gubernamental sin despidos, entre muchas otras más.
Propone una cirugía mayor que podría durar varios años. Menciona tres áreas prioritarias en las “que debemos enfocar nuestro esfuerzo para iniciar la ruta de la esperanza que todos anhelamos”: el estatus político, un plan de desarrollo económico y la reestructuración o transformación del gobierno. Subraya que es indispensable atacar los tres problemas simultáneamente “porque si se espera a resolver el estatus político primero, el país quiebra”.
Enumera una serie de ideas con el propósito de iniciar un diálogo nacional dirigido por un nuevo organismo a crearse por ley dentro del Banco Gubernamental de Fomento con una junta de directores compuesta por el Secretario de Hacienda,Secretario del Departamento de Desarrollo Económico, el presidente del BGF y por líderes distinguidos de la empresa privada. El presidente del BGF debe ser el director ejecutivo de este nuevo organismo y la junta tendrá la encomienda de desarrollar un nuevo modelo de desarrollo económico y comenzar la transformación del gobierno gradualmente hasta convertirlo en un ente ágil, eficiente y facilitador.

Agosto Alicea, recomienda, además, una medida de transición para que el próximo gobernador someta legislación extendiendo indefinidamente el término del arbitrio del 4% a las compañías exentas hasta que el nuevo modelo de desarrollo económico y la reestructuración del gobierno produzcan resultados positivos. “De no aprobarse esta medida, nos arriesgamos a que los alivios contributivos aprobados en la reforma del 2011 tengan que revocarse y pondría al país en una posición de insolvencia”, enfatizó.

#########
Contacto: Maru Quintero, 787-398-0486

Regresar